Planta de valorización de residuos orgánicos

Qué hacemos

Se aplican 3 sistemas de tratamiento ambiental: compostaje, biopilas y landfarming, que se basan en el mismo principio: el uso de la materia orgánica de los residuos industriales  como fuente de carbono, nitrógeno, fósforo para el crecimiento de microorganismos presentes naturalmente en el suelo rural.

Tecnologías  ambientales



Landfarming

 

Es una forma simple y natural de procesar residuos orgánicos de hidrocarburos y reconvertirlos en suelo. Mediante la exposición al sol, al aire, a la humedad, y los microorganismos presentes en el suelo, la naturaleza se encarga de reconvertir esos residuos orgánicos en suelo cultivable, descomponiendo los contaminantes. El landfarming no tiene efectos negativos sobre el suelo o el medio ambiente.

 

La planta cumplirá las regulaciones más estrictas y más actuales para plantas de tratamiento y valorización de residuos orgánicos, establecidas por las autoridades ambientales.

 

El uso de métodos probados de landfarming, y el conocimiento científico-técnico necesario para trabajar con la mezcla apropiada de nutrientes del suelo, humedad, y el potenciamento de bacterias que degradan hidrocarburos, permiten promover la biodegradación natural sobre los residuos orgánicos.

 

Biopilas

 

El suelo con los residuos orgánicos es apilado, y con la aplicación de nutrientes y humedad, es aireado regularmente mediante equipos apropiados. El equipo aireador está adosado a una cargadora frontal, que mezcla y distribuye el residuo orgánico a tratar, facilitando la biodegradación de los contaminantes, permitiendo la homogeneización de los nutrientes, agua, aire, contaminantes y microorganismos.

 

Compost

 

El compostaje es un proceso biológico controlado bien conocido de fermentación denominado de residuos orgánicos, del que se obtiene un producto libre de olores y de patógenos, que puede ser usado como abono y como sustituto de fertilizantes químicos.

 

Dado que el producto o compost obtenido presentará valor agronómico, se usará en principio en la planta como aporte de nutrientes en las celdas de landfarming o en las biopilas. En caso de disponer de un exceso de compost se podrá dar un destino fuera de la planta, como mejorador de suelo, siempre que cumpla con los requisitos establecidos en la Pauta técnica. Asimismo, podría ser utilizado para la recuperación de suelos degradados.